Planear tu retiro es la forma de proteger y asegurar tu futuro

Se envejece como se vive.

La vejez es una etapa de la vida llena de grandes posibilidades.

Hoy ponemos en tus manos la decisión de alcanzar tus sueños, a través de…

¿Cómo prepararse para vivir la etapa de retiro?

Ahorrar, es una forma de prepararse para el retiro, ello permitirá vivir un futuro sin preocupaciones, independiente económicamente y sin representar una carga para nadie.

Sin embargo, para garantizar desde hoy el futuro, se requiere de una “Estrategia de Ahorro Eficiente”

Es importante considerar que…

  • La mayoría de las personas que se retiran a los 65 años, requieren por lo menos el 70% de sus ingresos previos a la jubilación para mantener el estilo de vida al que están acostumbrados.
  • Mientras más se tarda en iniciar , menos tiempo se tendrá de ahorro para la jubilación.
  • Ser independiente.
  • Concretar sueños.
  • Vivir con tranquilidad.
  • Tener todo lo necesario.

Para disfrutar al máximo de esta etapa, se requiere de una planeación para asegurar el mañana que tanto se desea.

Es indispensable planear desde hoy los recursos necesarios que aseguren el futuro.

Y para complementar la protección, se puede contratar coberturas adicionales con las cuales se obtienen mayores beneficios:

100
  • Se puede garantizar el ahorro al final del plazo, aún en caso de fallecimiento.
  • Se  puede   incrementar   hasta   10   veces   las Sumas Aseguradas    contratadas    por fallecimiento e invalidez.
  • Si  se  llegará  a  fallecer  a  causa   de   un  accidente se recibe una suma asegurada adicional.
  • El cónyuge puede asegurarse bajo la misma protección por fallecimiento e invalidez.
  • Para  las mujeres  aseguradas,  existe  Cobertura Mujer, un complemento especial con el se recibe un monto para hacer frente  a  padecimientos  frecuentes y/o exclusivos de su género.

Además, Proyecta ofrece una gran ventaja frente a otras instituciones financieras:

El ahorro será exento del pago del ISR  al 100%, una vez cumplidos los 60 años de edad, que la vigencia del plan sea al menos de 5 años y que el contratante sea el mismo asegurado.

(Artículo 93 fracción XXI de la Ley del Impuesto sobre la Renta).